miércoles, 30 de junio de 2010

VAMOS ACLARANDO EL PANORAMA... Y TOMANDO POSICIONES


Me he tomado un tiempo, no se si prudente para escuchar, leer y madurar una opinión personal sobre la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Quiero aclarar que es solo mi opinión y que ni remotamente, me siento una voz autorizada.
Con respecto al matrimonio entre homosexuales me parece bien y lógico que busquen conquistar los mismos derechos de todos los ciudadanos en ese aspecto. No se si corresponde llamar a esa unión matrimonio, unión civil o el nombre que deseen darle.De eso se ocuparán quienes entiendan del tema. Pero... allí terminan sus derechos, entiendo decir que en lo que a la adopción atañe, ya no corren los derechos de los adultos sino únicamente los derechos del niño y creo que allí está mi punto de desacuerdo.
Escuchaba hace unos días por la radio, una joven homosexual que vive en pareja y que tiene una hija biológica de 4 ò 5 años, decía que su hija tiene "perfectamente asumida" su situación familiar, que en algún momento le había planteado porque ella no tenia papá como sus compañeritas y ella le había dicho que no tenia papá porque tenia dos mamás y que la nena había entendido de maravillas. Cuando el movilero le preguntó: como presenta la criatura su familia a la sociedad?. La madre le respondió: La nena la tiene muy clara, dice que ella tiene una mamá y una madrina. Ay Dios mio!! Esa chiquita se averguenza de su situación!! No se da cuenta!! Lejos está de tener claros los roles y de sentir orgullo por su familia!! Sino no cambiaria el rotulo de madre "2" por madrina...Es lamentable.
Escuché mil veces a Pepito Cibriàn a quien respeto profundamente como actor y director pero que (al menos en los argumentos expuestos) deja mucho que desear en sus conocimientos sobre adopción, como decía, lo escuché recitar magníficamente bien su "Maricas", pero eso no tiene nada que ver con la adopción. Por ejemplo que Galileo, uno de los seres más inteligentes y que más admiro en la historia haya sido "marica", no lo hace ni mejor ni peor, es más, no creo que ningún científico piense en este dato menor a la hora de citarlo. Tampoco lo juzga como padre.
Lo cierto es que entre todos los homosexuales que he escuchado hablar sobre adoptar ninguno de ellos hizo referencias a los derechos del niño: a crecer amado, educado y alimentado en el seno de una familia. No señor! Todos los que hablaron, manifestaron "SUS DERECHOS" a ser padres, lo cual me parece de un enorme egoísmo y haciendo del niño un verdadero trofeo de guerra. No somos nosotros quienes tenemos derecho a ser padres adoptivos, sino el niño es el que tiene derecho y necesidad de tener una familia, y por ende, nosotros nos ofrecemos para esa maravillosa tarea.
Cuando Cibrian pregunta: "Que es mejor para un niño, Pepe o la calle?" Nadie le supo decir, que para los chicos que andan por la calle, no corre ni Pepe, ni Tito, ni Cacho, esos niños tienen padres y la justicia mira para otro lado y no ve ni le interesa, los peligros en los que los menores se encuentran, ni el grado de desnutrición, ni el desinterés de sus padres, ni la falta de educción, de higiene y mucho menos... de afecto (de sobra es sabido por todos que esos niños muchas veces son violados por miembros de su familia mas intima). Así que, querido Pepe, es fantástica tu interpretación y tu énfasis en el tema, pero lamento desilusionarte ESOS NIÑOS ESTÁN FUERA DE DISCUSIÓN EN LO QUE A LA ADOPCIÓN SE REFIERE.
No tengo la posibilidad de llegar a Pepe Cibrian, pero le pediría que si le interesan tanto los niños porque no se suma a la lucha por cambiar la obsoleta ley de adopción vigente. Tal vez él que maravilló a los legisladores con su exposición sea más escuchado en este reclamo que todos los xx que luchamos desde el anonimato, tratando de reunir miles de firmas para lograr el tratamiento de la molificación.
También he escuchado a renombrados periodistas de mi ciudad (Rosario) desde la radio y la televisiòn atacar a la Iglesia como si hablásemos de la Iglesia medieval, y como si esta con su pensamiento coherente con sus principios (es asì nos guste o no) fuese la causante de todas las trabas para cambiar esta ley. Lo que me causa gracia es que algunos de los que desde los medios opinan tan a favor del matrimonio homosexual agrediendo a quienes estàn en contra, y aduciendo falta de respeto por parte de este grupo...esos mismos periodistas son homosexuales que no tienen agallas suficientes para asumir publicamente tu condiciòn de gay (como lo han hecho otros grandes periodistas como Osvaldo Bazan, por ejemplo)... de modo que: que respeto pueden exigir del resto cuando ni ellos mismos se respetan y se averguenzan de su condiciòn?, porque...quien oculta es porque se averguenza, no hay vueltas.
El Dr Novaresio dijo los otros dias, escandalizado, que la iglesia proponia un referendum y que nunca habia escuchado a la esta pedir un referendum para tratar el tema de los jubilados y de no se que otras cosas. Doctor, en primer lugar el referendum lo sugiriò Monseñor Marino que no es lo mismo que decir la iglesia catolica y en segundo lugar, si usted como abogado va a poner en la misma bolsa a los derechos de los jubilados con el desarrollo moral y psicologico de un niño...estamos fritos!!!
Todo es discriminaciòn, discriminaciòn y discriminaciòn... Con ese criterio acaso, aquellas personas a las cuales el estado no nos proporcionò un tratamiento de fertilizaciòn asistida ante la imposibilidad de engendrar un hijo biologico, no hemos sido discriminados por el estado?
Si me parece discriminatorio que se hayan realizado publicidades con renombrados actores argentinos (caso Norma Leandro, Ricardo Darin, Guillermo Francella, etc) que apoyan al matrimonio homosexual (no queda clara la posiciòn frente a la adopciòn, pero supongo que apoyan el combo) y me pregunto: Con que autoridad hablan del tema? Quienes son ellos para influenciar a la poblaciòn sobre un tema que no les atañe directamente?, porque existen especialistas, gente que dedica su vida al estudio de la psicologia y las leyes, como ellos a la actuaciòn. Por eso me parece discriminatorio porque hacen uso de una imagen para opinar de algo sobre lo que tal vez tengan poca experiencia y conocimiento.
Creo que la adopciòn por parte de parejas homosexuales deberia definirse despuès de un minucioso estudio de los casos existentes y viendo la evoluciòn de estos niños en la adolescencia y en la juventud. No se trata de satisfacer al Señor K en otro de sus caprichitos y sacar leyes tan relevantes a las ponchadas.
He escuchado tambièn a alguien decir: "Tambièn estaban en contra del divorcio y hoy en dia todo el mundo lo tiene asumido". Yo me pregunto: Mejorò la sociedad con el divorcio? Tenemos una mejor infancia o adolescencia?. Yo diria que no, y ahora no hablo como madre sino como docente: Los chicos tienen terribles problemas psicologicos, de conducta y de tantas otras cosas porque tienen que elaborar el divorcio de sus padres, los nuevos matrimonios de los mismos, medios hermanos de una parte y de la otra, vivir como mochileros, pasando la semana en una casa y el fin de semana en otra, siendo el tira y afloja de mezquinos intereses de sus progenitores. Terminando en muchos casos en el alcoholismo, en la drogadicciòn, en la apatia total y hasta en el suicidio o intento para evadirse de la dificil situaciòn que les toca afrontar.
No seria mucho mas positivo, tratar de reforzar la familia, celula vital de la sociedad, en vez de terminar de destruirla por lograr un puñado de votos mas?.
Como veràn, mi posiciòn aun no es del todo firme, aunque va tomando cuerpo. Creo fervientemente en la importancia de la familia, de este maravilloso marco de amor para el crecimiento de un niño.
Hubiese pretendido de la Iglesia mejores argumentos, como los hay seguramente. Me hubiese gustado una prensa màs imparcial a la hora de informar, porque los ha visto increpar a quienes opinan en contra y hasta elogiar y hacer bromas con quienes lo hacen a favor.Me hubiese gustado escuchar hablar màs de los derechos del niño, de pro y contras para ellos.
Con mi esposo nos preparamos durante años para la adopciòn: primero, para saber si eramos capaces de ser buenos padres adoptivos y despuès (y durante todo el largo peregrinar hasta la llegada de nuestra hija) para conocer a fondo la problematica de la adopciòn. Por lo que creo que esta ley se està tratando a la ligera y sin un debate serio, sin tener en cuenta la opiniòn popular, sin estudios profundos.
Mi conclusiòn es que un niño biologico o adoptado para crecer sano y feliz necesita de un papà y una mamà, de la imagen de un hombre y de una mujer... Despuès èl elegirà su sexualidad.
QUE DIOS ILUMINE A NUESTROS LEGISLADORES....Y SEA JUSTICIA.

1 comentario:

  1. Muy lindo blog.Gracias por visitar el mio. Desde hoy tu seguidora. Exitos!

    ResponderEliminar