lunes, 9 de noviembre de 2009

NO SIEMPRE EL QUE ESPERA DEBERIA DESESPERAR...


Hablando con una amiga que espera desde hace años la llegada de su hijo, llevan ya varios años inscriptos en un registro que se mueve con la velocidad de un caracol y al igual que nosotros no estàn dispustos a comprar un bebè, entrando en ese vil comercio creado por abogados buitres, medicos que olvidan su juramento hipocratico y jueces que hacen la vista gorda al asunto. Nuestra Alfonsina llegò hace un año y si bien me hubiese gustado ser una madre un poco mas joven, jamàs hubiesemos aceptado (ni mi esposo ni yo) fundar las bases de una familia sobre una mentira, proque nunca hubiese tenido el valor de decirle a mi hija: "si, nosotros tuvimos que comprarte porque queriamos ser padres y el sistema no nos lo permitia" y si no le hubiesemos contado la verdad, tendriamos que haber guardado por siempre una mentira que creo, antes o despuès, hubiese visto la luz. No està en mi animo criticar a nadie, solo pienso que comprando bebès nosotros mismos alimentamos el negocio. Y si el dinero fuese a esa persona que nos hace realidad el sueño de ser padres, vaya y pase, pero para enriquecer a quienes se aprovechan de la desesperaciòn de las dos puntas del ovillo, me parece algo terrible.
Vuelvo al principio, le decia a mi amiga que no desespere, que prepare su corazòn y su alma para recibir a esa creaturita que llegarà cuando menos la espere y entonces, tal como me sucediò a mi, se preguntarà:"¿Porque me angustiè tanto? Era ella y ninguna otra, ¿porque en vez de llorar tanto no tejì miles de proyectos para nosotros tres? ¿Porque no disfrutè de la espera? si ella iba a llegar con mas o menos rabia, con mas o menos lagrimas."
Ese es mi consejo, si tienes fe reza y pide a Dios que el dia estè cerca y que llegue de la mejor manera. Y si no eres creyente, carga tu corazòn de pensamientos positivos, ponte en sintonia con la naturaleza y disfruta los dias de sol y tambièn los de lluvia porque todos te dejan algo bueno.
El dia que llega esa "llamada telefonica" tan ansiada, tan esperada, no importa si llueve o hay sol, si es un dia humedo o seco, si es invierno o verano... serà por siempre el mejor dia de tu vida!!!!
Tambièn le decia que, lamentablemente, no podemos sentarnos a esperar a que nos llamen del juzgado, aunque seria lo ideal y correcto. Pero de esa forma recibiremos mas que hijo un nietito.
Nosotros preparamos miles de "inutiles" carpetas para presentarnos en los juzgados como aspirantes a adopciòn, que distribuimos por miles de juzgados de distintas provincias, sabiendo que era la mas remota de las posibilidades, porque al entregar cada una de ellas nos decian: "Esta bien, dejenla, pero no hay chicos en condiciones de adoptabilidad. El ultimo niño fue entregado en adopcion hace màs de un año a un matrimonio que estaba inscripto desde hacìa 7 años. Ademàs ante cada caso tienen prioridad los que viven en la provincia". Pero bueno, preparar estas carpetas, haciendo un peregrinaje por hospitales publicos, Ong, comisarias, etc,pidiendo certificados, era un modo de calmar la ansiedad, teniendo la mente ocupada en algo y pensando: "Quien sabe, tal vez?!"
Mi ultimo consejo por esta entrada, es "CONTAR A TODO EL MUNDO LAS INTENCIONES DE ADOPTAR", no es una ocurrencia mia, este consejo nos lo dieron hace tres años, asì lo hicimos y dos años despuès teniamos a nuestra hijita en casa quien llegò a nosotros por adopciòn directa. Estamos muy tranquilos porque hicimos todo sin salirnos un milimetro de la ley, tuvimos varios obstaculos que superar (pero como ya dije en otra entrada), era la hijita que Dios habia mandado al mundo para nosotros y todos los problemas fueron resueltos por la misma justicia y en un marco completamente legal.
Quizas la adopciòn directa no es el modo ideal, porque uno generalmente, entra en contacto con la parte biologica y a veces, seria mejor no hacerlo. Para no confundir a nadie, digo esto porque siento un profundo respeto y sì!!, hasta cariño por un ser muy joven que apostò a la vida y no optò por el aborto, que afrontò miseria, soledad y hasta la justicia para dejar a un bebè inocente la posibilidad de vivir, tener una familia y un futuro digno y colmado de amor. No la justifico porque jamàs me separaria de mi hijita, haria cualquier cosa porque no pasase necesidades y darìa todo porque fuese feliz. Pero, no soy juez de nadie y mucho menos de quien confiò en mi (bueno, nosotros!)convirtiendonos en los padres de nuestra hermosa Alfonsina, el tesoro màs preciado de nuestro hogar.
Todo mi cariño para quienes esperan y recuerden que... no es bueno desesperar!!! Todo llega a su debido tiempo. Ofrezcanse de corazòn como padres y pongan su Fe en Dios,Èl harà el resto.

1 comentario:

  1. Es cierto lo que cuentas, pero es tan difícil no desesperar, cuando es tan ansiado... Yo desespere y disfrute la espera, creo que no hubiera sido yo si no hubiera pasado por todas las fases, pero cuando ya la tube conmigo y en casa..... es cierto que pensé y pienso que no podía ser otra sino ella, y doy gracias por todos los años que pasamos. Ahora con la segunda adopción ( que será de unos cinco años ) todo es distinto, la espera es tranquila, sabemos que algún día vendrá y que aunque sea dentro de bastante, lo disfrutaremos como la primera.
    Eso sí...... siempre, siempre ... legal, yo tampoco podría si no lo fuera.
    un abrazo

    ResponderEliminar